La Legislatura provincial había aprobado modificar un instrumento legal que prohibía el uso de químicos en la actividad, lo que generó el repudio de ambientalistas.


El gobernador de la provincia argentina de Mendoza, Rodolfo Suárez, anunció este jueves que el Ejecutivo local no reglamentará los cambios de la ley que prohibía el uso de químicos en la minería, en medio de jornadas con grandes protestas ciudadanas en defensa del agua y el medio ambiente.

Recientemente, la Legislatura votó a favor de modificar la normativa para permitir el uso de componentes como cianuro y ácido sulfúrico en la actividad extractiva. Como respuesta, miles de personas se movilizaron en varias localidades, teniendo como epicentro la casa de Gobierno en la capital provincial, donde se produjeron incidentes entre manifestantes y las fuerzas de seguridad.

Además, para este 26 de diciembre se había planificado otra importante convocatoria, por considerar que los proyectos mineros contaminan el recurso hídrico, en un territorio donde escasea.

Así, las autoridades recibieron la presión de reconocidas organizaciones internacionales, como Greenpeace, y famosos artistas, como Residente: "Que el gobernador Rodolfo Suárez sepa que esto se puede convertir en una situación internacional, porque no está protegiendo el agua", manifestó el cantante.

"Una convocatoria al diálogo"

En ese contexto, el dirigente de la Unión Cívica Radical (UCR) sostuvo: "No va a estar vigente esta ley hasta que no se reglamente y vamos a hacer una gran convocatoria al diálogo y a la información de la gente". Además, existe la posibilidad de que se lleve a cabo una consulta popular de carácter vinculante para saber si la mayoría de la población aprueba o rechaza la megaminería.

Sin embargo, el político opinó que se intenta "asustar" a la población con desinformación. "La prioridad es garantizar la paz social. No voy a hacer nada en contra del pueblo mendocino", afirmó. En ese tono, el gobernador prometió: "Vamos a convocar al Arzobispado, los sindicatos, partidos políticos, las universidades y las distintas organizaciones. No vamos a hacer nada sin consenso social".

¿Derogarán la norma?

Más allá de las declaraciones públicas de Suárez, el abogado y presidente de la Cámara de Servicios Mineros de Mendoza, Carlos Ferrer, le aclara a este medio que los cambios a la norma todavía no se suspendieron. En efecto, "la ley está en plena vigencia desde su promulgación", subraya, situación que ocurrió el 24 de diciembre.  

Además, el letrado explica que si bien es cierto que reglamentar la ley es una facultad del Gobierno, hacerlo no es excluyente para su entrada en vigencia. De hecho, la misma legislación que hoy está en disputa funcionó varios años sin reglamentación, detalla Ferrer. Es decir, el Ejecutivo puede añadir consideraciones técnicas y aclaraciones para su mejor aplicación, si lo encuentra necesario.  

Así, con el anuncio oficial, se espera por ver qué mecanismos políticos se aplicarán para dar marcha atrás a las modificaciones.

Por su parte, el referente de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas, Enrique Viale, concluye que "la única salida del gobernador de Mendoza es convocar a sesiones extraordinarias en la Legislatura provincial y derogar la ley".