Apareció en cercanías de un puente ubicado por la continuación de Ruta N°10, a unos tres kilómetros de Villa Mazán. Se trataría de un ataúd que fue quemado con el cadáver adentro.

El hallazgo se produjo el domingo pasado, luego de que vecinos alertaran a la policía vía telefónica de que en el lugar habría un esqueleto humano. Posteriormente efectivos de la comisaría del distrito Villa Mazán, en el Dpto. Arauco, se dirigieron hasta la zona donde se confirmó la presencia de un cadáver.

En cuanto a las diligencias que se realizaron, el cabo primero José Narmona detalló que "procedimos a perimetrar el lugar y dar aviso al juez de Instrucción de turno" y agregó que "se realizó el levantamiento de restos óseos y materiales de madera, los cuales se encontraban calcinados".

Narmona señaló que el lugar donde apareció el cuerpo se encuentra "a unos tres kilómetros de la localidad de Villa Mazán, camino a las Termas de Santa Teresita" y añadió que "la zona es de fácil acceso" ya que "es utilizada como basural y por gente que realiza actividad física".

Consultado sobre las hipótesis que baraja la policía sobre el insólito hecho, Narmona manifestó que "creemos que se trata de un ataúd que fue sacado de algún cementerio y luego prendido fuego", aunque agregó que por el momento en los cementerios de Villa Mazán y localidades cercanas no se detectaron movimientos inusuales ni faltantes de féretros. La Policía se encuentra investigando el hecho para dar con la identidad del occiso.