Por penales, Argentina se impuso ante Países Bajos y ganó su pase a la semifinal.

Con un gol de penal, Messi igualó a Batistuta como el mayor goleador argentino en mundiales.