El equipo dirigido por Scaloni venció a Croacia por 3 a 0 con un gol de penal de Messi y dos de Julián Alvarez.