Justo hoy que debían ingresar formalmente los pedidos de juicio político contra la intendenta capitalina Inés Brizuela y Doria y el viceintendente Guillermo Galván, este último modificó la orden del día y peligra la sesión en el Concejo Deliberante riojano. "Es una maniobra de Galván para impedir el juicio político", disparó el concejal Nelson Johannesen.
 
"Es lamentable cómo se mancilla y se ensucia una institución producto de un show mediático al que nos tiene acostumbrado el viceinteindente Galván", expresó Johannesen.
El edil indicó que el conflicto devino a raíz de que el viceintendente modificó algunos puntos de la orden del día, tomándose atribuciones que no le competen, y podría suspenderse la sesión en el Concejo Deliberante.
 
"El articulo 77 de la ley orgánica es claro, el viceintendente no puede intervenir en los asuntos que son del cuerpo y la orden del día es confección de los mismos", alegó.
 
"Esta movida y esta estrategia tiene como fin impedir la sesión para que no ingresen los pedidos de juicio político que son escandalosos", continuó.
 
Además, Johannesen agregó que desde su espacio pedirán también la remoción del prosecretario administrativo, Marcos Van Muylen.
 
"Hemos visto una conducta que no ha sido la apropiada en este tiempo", dijo respecto a Van Muylen y agregó que "participó de una marcha pidiendo la apertura de actividades un viernes y al lunes siguiente, teniendo que cerrar todo, desde el CD nos impidieron trabajar por contacto estrecho".
 
"Esta persona no brinda las garantías administrativas correspondientes", manifestó.
Por otra parte, y respecto a la continuidad de la sesión en el recinto deliberativo, señaló que "no vamos a avalar una sesión donde está el orden del día alterado" y agregó que "con esta maniobra Guillermo Galván nos impide el derecho de ejercer nuestra función pública y eso también es grave".