Desde siempre he planteado lo indebido de su detención y lo irregular del proceso. Milagro ha sido perseguida, hace 7 años que está privada de su libertad y tanto su salud como la de su marido se han deteriorado mucho.

En un Estado de derecho, la justicia debe funcionar de otro modo. Les pido a los jueces de Jujuy y a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que por favor dejen de lado las teorías y doctrinas que se difundieron en los años del Gobierno anterior al nuestro.
Empecemos a enmendar esta situación. Cualquier juzgamiento debe hacerse respetando las leyes argentinas, sin presiones políticas, sin intencionalidades persecutorias y que solamente primen las reglas del debido proceso.
Nada de esto debería haber ocurrido, los derechos humanos son fundamentales en cualquier Estado de derecho.
Deseo que te recuperes pronto Milagro, somos muchos los que deseamos verte bien.