Fernando Morales comenzó con síntomas y a los tres días falleció. Sus dos hijos menores quedaron solos en Tanzania e intentan reunirlos con su madre, que quedó varada en Buenos Aires.

Fernando Morales era médico y vivía desde hace 7 años en Tanzania, se contagio de coronavirus y necesitaba un viaje a Sudáfrica ya que en el lugar dónde residía no tenían los elementos necesarios para salvarle la vida.

Finalmente este miércoles a la madrugada, Fernando falleció luego de tres días en los que su estado se agravó rápidamente. Ahora sus dos hijos, de 8 y 12 años, se quedaron solos, ya que su esposa había realizado un viaje a Buenos Aires y quedó varada cuando se declaró la pandemia.

El médico tenía de 52 años era paciente de riesgo por sus antecedentes cardíacos y pulmonares y no imaginaba que la enfermedad le provocaría la muerte en apenas tres días. Su travesía de ayuda y trabajo en África comenzó hace 25 años, de hecho fue secuestrado en Sierra Leona mientras formaba parte de ‘Médicos sin frontera’.

En la actualidad, y con una vida un poco más tranquila, desempeñaba su profesión en ICAP Columbia University Mailman School of Public Health , una ONG enfocada en brindar servicios integrales para combatir el VIH y en iniciativas de fortalecimiento del sistema de salud en comunidades vulnerables, según informa el diario La Nación.