El procedimiento se había realizado el pasado viernes 18, durante la semana 23 de gestación. El martes por la noche se confirmó su fallecimiento.

La Dirección del Hospital Materno Infantil Héctor Quintana, de San Salvador de Jujuy, informó anoche que falleció la beba nacida por cesárea luego de que su mamá, una niña 12 años, fuera violada por un hombre de 60.

“Se informa que a las 20.30 del día de la fecha, en el Servicio de Neonatología, falleció el recién nacido cuyo caso, de público conocimiento, fue informado oportunamente el pasado viernes 18”, precisó el hospital en su página de Facebook. La beba pesó al nacer 703 gramos.

La noticia también fue confirmada por el Gobierno de Jujuy en su página oficial.

El pasado 11 de enero la niña había asistido a un centro de salud de la ciudad de San Pedro de Jujuy, donde vive, por fuertes dolores estomacales, y allí se constató que estaba embarazada de 23 semanas.

La familia inmediatamente pidió la interrupción del embarazo e hizo la denuncia por violación contra un vecino de unos 60 años, quien fue detenido e imputado por “abuso sexual con acceso carnal”.

Luego de una semana de evaluación del caso, la respuesta sanitaria de la provincia al pedido de interrupción del embarazo fue que le realizarían una cesárea a la menor “para respetar tanto la voluntad de la nena como la de su madre”.

El procedimiento generó cierta satisfacción entre los grupos “pro vida”, que celebraron que se hubieran “salvado las dos vidas”, mientras que causó rechazo por parte de colectivos feministas, que denunciaron que “no se cumplió con la interrupción legal del embarazo”.

Desde el Gobierno provincial afirmaron en esa ocasión que se había dado una “respuesta sanitaria a medida” y que en el protocolo “no estaba taxativamente escrito lo vinculado a la edad gestacional ni al método a utilizar”.

Desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito de Jujuy expresaron su “enérgico repudio ante el sufrimiento vivido por la niña y la recién nacida fallecida. Capricho de sectores conservadores que jamás acompañaron a la familia”. En las redes sociales se acumularon las críticas con los hashtag “#NoFueILE #FueTortura #MoralesMiente”.

“Es una bebé que ha nacido viva, está en neonatología y se va a dar en adopción. No va a entrar en contacto con la madre”, había dicho el día de la cesárea el ministro de Salud jujeño, Gustavo Bouhid, vulnerando el secreto profesional.

La intervención fue ordenada por la Justicia, que tuvo en cuenta el protocolo de interrupción del embarazo contemplado en la ley, aunque el hecho de que se haya practicado una cesárea generó fuertes críticas.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios