La divisa cerró a $38,50 en bancos y a $37,37 mayorista, a solo un centavo y medio del piso de flotación dispuesto por el Banco Central. Mas detalles aqui...

La combinación de tasas muy altas, sobre 58% anual según la referencia de las LELIQ del Banco Central, y una oferta consistente por los ingresos exportadores permiten un holgado tránsito en el mercado de cambios, donde el valor del dólar no reacciona aun con un ritmo inflacionario lejos de estar controlado.

Este miércoles el dólar al público concluyo a $38,50 en el promedio de bancos del microcentro porteño, con baja de 13 centavos o 0,3 por ciento. Desde que empezó 2019 la divisa pierde 0,9 por ciento. En las sucursales del Banco Nación la divisa restó 20 centavos, a 38,30 pesos.

El dólar mayorista, es decir el tipo de cambio para grandes transacciones de bancos, empresas y comercio exterior, cerró a $37,37, con caída de 23 centavos o 0,6%, sin la necesidad de intervenir por parte del Banco Central, cuya banda cambiaria para el día se fijó en $37,331 como piso y $48,311 como techo.


El cierre "acercó nuevamente la cotización del dólar a la banda inferior de la zona de no intervención y vuelve a provocar expectativas de probables intervenciones oficiales para sostener la cotización", mencionó Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio.

"Los ingresos desde el exterior volvieron a prevalecer en una jornada en la que el BCRA retocó hacia abajo las tasas de la licitación de las LELIQ", añadió Quintana. La tasa promedio de política monetaria se ubica hoy en 58,782% anual.

El jueves la operatoria interbancaria iniciará con un dólar apenas un centavo y medio por encima del piso de la banda de no intervención, fijada en 37,355 pesos.

"Con el dólar calmado y en la franja baja de flotación de la 'banda de no intervención', entonces pareciera que 'lo peor ya pasó'. Igual no nos quedamos tranquilos, monitoreamos el día a día. Todavía nada está firme", expresó Jorge Fedio, analista técnico de Clave Bursátil.

El dólar acumula una pérdida de 8% desde sus precios récord del 28 de septiembre pasado, a $41,85 minorista y $41,25 mayorista al cierre de los negocios. En ese período de poco más de tres meses la inflación acumulada fue próxima a un 12%, por cuanto la divisa retrocedió cerca de 20% en comparación con el promedio de precios minoristas.

Operadores financieros estiman que la autoridad monetaria optará por el gradual descenso de la tasa de interés de las Letras de Liquidez (LELIQ) como vía para sostener el tipo de cambio dentro del rango comprometido con el Fondo Monetario, que crecerá a un ritmo de 2% mensual durante el primer trimestre de 2019, para evitar la emisión de pesos que representa la compra de dólares para incrementar reservas.

Además, en el mercado evaluaron como positivo el financiamiento del Gobierno en divisas, con la colocación de Letras de corto plazo. El martes, el Gobierno emitió Letras del Tesoro en dólares (LETES) a 217 días por USD 950 millones, suscriptas enteramente en moneda extranjera.

"Recordemos que el vencimiento que se afrontaba fue por el mismo monto, es decir que el Gobierno logró una renovación del 100%, una buena noticia si la comparamos con que la necesidad de refinanciamiento promedio a corto plazo es del 46%, según el programa financiero presentado", interpretaron desde Portfolio Personal Inversiones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios