En 2019, las clases comenzarán el 6 de marzo y concluirán el 13 de diciembre. Así se resolvió en el encuentro del Consejo Federal de Educación, que sesionó en Catamarca.

El período escolar, sin tomar en cuenta ni los días de capacitación docente, que suelen ser unos cinco por año sin asistencia a clases, y sin aventurar ni huelgas docentes ni feriados puente, será de apenas 186 jornadas. Esa cantidad de tiempo en el aula variará, siempre para menos, según cómo las provincias decidan manejar los feriados nacionales y las festividades propias de cada distrito.

Aunque la Ley Federal de Educación estipulaba que de forma progresiva el ciclo lectivo tenía que llegar a contener 190 días, en 2019 tampoco se llegará a esa cantidad. Será el sexto año en el que la Argentina se mantendrá entre los países con recorridos escolares más reducidos.

El período comprendido entre el 6 de marzo y el 13 de diciembre aplicará para los niveles iniciales -jardines de infantes, preescolar y primario-. A ese lapso, habrá que sumarle dos semanas de receso invernal, que no será de forma homogénea, ya que no todas las provincias lo aplican en la misma fecha.

En 2019, las clases comenzarán en miércoles, porque el lunes 4 y el martes 5 de marzo serán los feriados de carnaval. El nivel medio suele comenzar una semana después, aunque en el próximo año quizás en lugar del 13 de marzo, que es miércoles, las clases del secundario se inicien el 11 y se extenderán hasta el 29 de noviembre. Luego será el tiempo de clases recuperatorias y exámenes.

Si se mira el calendario 2019, el tiempo de mayor permanencia en el aula se registrará en mayo y agosto, con 22 días; octubre, con 23, y noviembre con 21, publica el diario La Nación.

Además, comenzará a aplicarse en 10.000 escuelas la nueva manera de enseñar y de aprender matemática.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios