En el Senado, la sesión de labor parlamentaria extendió el plazo para tratar el desafuero de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y su abogado calificó como "un papelón" esta decisión.

Los jefes de bloque del Senado coincidieron en que el plazo para tratar el pedido de desafuero de la senadora del Frente para la Victoria Cristina de Kirchner no vence esta semana y lo postergaron para septiembre.

El jefe de la bancada del PRO Humberto Schiavoni señaló que durante la reunión que se realizó hubo un "acuerdo mayoritario" respecto de que los 180 días dispuestos por la Ley de Fueros como plazo para tratar el tema son "hábiles" y en consecuencia "no se vencieron los plazos".

Schiavoni indicó en declaraciones a la prensa que de esta manera el tratamiento del pedido elevado por el juez federal Claudio Bonadio contra la expresidenta podría tratarse "en septiembre", y así también lo señaló el jefe del interbloque de Cambiemos, Luis Naidenoff en declaraciones a la agencia NA. De esta manera, la sesión especial solicitada por el oficialismo de manera preventiva para esta tarde quedó formalmente desactivada.

El abogado de la exmandataria, Gregorio Dalbón, aseguró: "todo esto es un papelón de los senadores que no saben contar, deben ir al Primario de nuevo. Es ridículo que los senadores se enteren hoy de los plazos de la ley de desafuero", fustigó Dalbón y explicó que "este tema les sirve para ocupar un poco de tapa en los diarios en momentos en que hay marchas contra los tarifazos, se tapó con lo de (Alberto) Nisman la semana pasada y ahora con esto".

Advirtió además que "el Estado de Derecho no existe hoy en la Argentina" y recordó que el presidente Mauricio Macri aseguró sin tapujos en una entrevista televisiva que "si estos jueces no nos sirven buscaremos otros, lo dijo y está haciendo exactamente eso, los jueces que no le gusta son desplazados u obligados a renunciar o apretados por Daniel Angelici que es el operador de Macri en la Justicia". Y concluyó: "no tienen otro tema para tapar el incendio que están provocando".

El oficialismo además no cuenta con los votos necesarios para hacer prosperar el pedido de desafuero por lo que su debate se tornó más en una jugada política del macrismo para desviar el foco de atención de la agenda mediática que una posibilidad concreta.

 

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios