Tal como se preveía, la oposición en la Cámara de Diputados consiguió los votos necesarios y dio media sanción al proyecto de ley que le pone un freno al tarifazo en los servicios públicos. Fue por 133 votos a favor y 94 en contra. El presidente Mauricio Macri había anticipado que, en caso de aprobarse, vetaría el proyecto.

La iniciativa logró el apoyo del kirchnerismo, el massismo, el peronismo, el Movimiento Evita, la Izquierda y los oficialismos provinciales de Catamarca, San Luis, Santa Fe y, parcialmente, Santiago del Estero.

En tanto, Cambiemos además de no contar con votos sufrió las ausencias de 9 de los 10 diputados de la Coalición Cívica y el voto a favor del salteño Alfredo Olmedo, integrante como aliado del interbloque oficialista.

Entre las ausencias, el gobierno de Misiones aseguró las ausencias de sus cinco diputados y el PJ cordobés la de uno de sus cuatro miembros, pese a que ambos espacios integran el interbloque Argentina Federal, espacio impulsor de la iniciativa.

Entre los votos a favor, el Frente para la Victoria-PJ aportó 64 de sus 65 diputados (faltó la bonerense Magdalena Sierra); el massismo 19 de sus 20 (ausente Gustavo Bevilacqua); Argentina Federal 27 de sus 34 (faltaron los 5 misioneros, el cordobés Paulo Cassineiro y el chaqueño Juan Mosqueda), según apuntó la agencia Télam.

Además, sumaron: 5 del Movimiento Evita-Libres del Sur; 4 del peronismo puntano; 3 de la izquierda; 3 del peronismo puntano; 2 del PJ de Catamarca; 1 socialista; 1 mendocino del interbloque de Lousteau; el mencionado Olmedo y tres ex kirchneristas con bloques propios.



Cambiemos consiguió sus 94 votos negativos a pesar de las ausencias de Carrió y otros 8 miembros de la Coalición Cívica; de 2 del PRO (Samanta Acerenza y Leandro López Koenig) y de una radical (Aida Ayala, con pedido de desafuero pendiente).

El oficialismo también capitalizó, para reducir los votos opositores, las ausencias de los 5 diputados referenciados en el gobierno de Misiones (Verónica Derna, Daniel Distefano, Jorge Franco, Flavia Morales, Ricardo Wellbach); de 3 de los 6 santiagueños Hugo Infante, Graciela Navarro y Mirta Pastoriza); de la neuquina Alma Sapag y del chaqueño del Justicialismo.

En cuanto a las abstenciones, Martín Lousteau no pudo abroquelar a su interbloque: el cuarto de sus integrantes, el mendocino José Luis Ramón, se diferenció votando a favor del proyecto.

¿Cómo votaron los riojanos?

Los diputados peronistas Luis Beder Herrera y Danilo Flores votaron a favor de proyecto, mientras que los legisladores nacionales por Cambiemos, Julio Sahad y Héctor Olivares, votaron en contra. En tanto que Karina Molina (del mismo signo político que el presidente) estuvo ausente.

En qué consiste el proyecto aprobado

El corazón del proyecto aprobado consiste en que la actualización de las tarifas no supere a la variación salarial para los usuarios residenciales, y en el caso de las pymes a la variación del índice de precios mayoristas -sólo para las de consumos medios y bajos-. La futura ley sólo alcanzaría a los servicios de concesión nacional, y las provincias podrían adherir.

Los mentores del proyecto -el justicialista Diego Bossio y el massista Marco Lavagna- tuvieron que dar marcha atrás con la rebaja del IVA en las facturas del 21% al 10,5%. Por tratarse de un impuesto coparticipable, esa reducción había sido muy cuestionada por gobernadores. Y en el radicalismo advertían sobre un costo fiscal de 49.300 millones de pesos sumando 2018 y 2019.

Esa no fue la única modificación que sufrió el texto aprobado en comisiones. También se amplió el espectro de beneficiarios de la tarifa social -se incluyó, por ejemplo, a los clubes de barrio-, y se eliminó el tope de aumentos para el transporte automotor (colectivos) y peajes.

 

Comentarios (4)

Añadir comentarios