Salieron 1,9 millones de personas de la pobreza, que cayó al 25,7%. Mas detalles aqui...

La pobreza bajó en la Argentina casi cinco puntos y se ubicó a fines de 2017 en un 25,7%. Esto significa que, si se proyecta más allá de los 31 aglomerados que releva el Indec, la población total -incluyendo a la población rural- que sufre este flagelo llega a los 11,4 millones. La indigencia, en tanto, se redujo al 4,8% y afecta a 2,1 millones de argentinos. El 39,7% de los chicos menores de 14 años son pobres.

El dato oficial difundido por el organismo estadístico del segundo semestre de 2016 indicaba que había 30,3% de pobreza. Siempre proyectado a la población total, se estimaba que eran 13,3 millones de personas. En tanto, en la indigencia estaban 6,1% de la población, o sea, 2,6 millones de personas. Esto quiere decir que, pasado un año, hay hoy 1,9 millones menos de pobres y 500.000 personas que dejaron de ser indigentes en el país.

El número de pobreza oficial se calcula haciendo con el cruce del avance de los precios de algunas canastas de productos y servicios (Alimentaria y Básica), y los ingresos. Los salarios crecieron un 27,5 % en 2017, tres puntos por encima de la inflación (24,8%).


Después de un trimestre complicado, con índices de inflación por encima de las expectativas y aumento de tarifas, el presidente Mauricio Macri anunció que en el último año 1.900.00 dejaron de ser pobres y que hay 600.000 indigentes menos en el país.

Era un dato muy esperado por el Gobierno, que le permite cerrar la primera parte del año con una buena noticia. Pero además coloca al Gobierno en una posición de fortaleza para defenderse ante las críticas de la oposición por la política económica y le permite al jefe del Estado mostrar resultados concretos sobre uno de los principales objetivos de su administración: bajar la pobreza.

"Es una noticia que nos da esperanza porque nos confirma que vamos en buen camino", sostuvo Macri, que habló esta tarde en la quinta presidencial de Olivos. El Presidente, que conocía el dato desde hace unos días, estuvo acompañado por los ministros Carolina Stanley (Desarrollo Social), Jorge Triaca (Trabajo), Alejandro Finocchiaro (Educación) y el titular de la Anses, Emilio Basavilbaso.

Sin embargo, la canasta básica -con la que se calcula la línea de pobreza- subió el año pasado 26,8%, por encima de la inflación. Pero, para el propio Indec, los ingresos de los trabajadores informales -que no reciben una jubilación- estuvieron el año pasado por encima de esta variación: subieron un 31,5%. Por otro lado, según los expertos que siguen el mercado laboral, la mayor creación de empleo el año pasado estuvo en el sector no registrado.

"Comparado con el 2016 es una clara recuperación", agregó el especialista, que dijo que el actual número deja a la pobreza por debajo de los números que hubiera mostrado el Indec para 2014 y 2015 (con la misma metodología pero con canastas independientes). Incluso, para Salvia, la pobreza llegó a los niveles de 2011 cuando, dijo, hubo una explosión de la economía basada en el consumo. "Es una de las mejores cifras en 20 años", cerró.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios