Fue la primera frase de Luis D’elia tras salir de la cárcel de Ezeiza donde estuvo detenido. El dirigente piquetero a igual que Carlos Zannini que también quedo en libertad, podrían participar en los actos del 24 de Marzo. Aqui los detalles...


Estuvimos presos durante meses por decisión de Mauricio Macri”, dijo Luis D’Elía al salir del penal de Ezeiza después de que un dictamen de la fiscal Gabriela Baigún y la decisión del Tribunal Oral Federal 8 permitieran esta mañana su liberación y la de Carlos Zannini, ex secretario de Legal y Técnica.

Zannini y D’Elía se encontraban detenidos sin condena desde el 7 de diciembre, cuando el juez Claudio Bonadío los procesó con prisión preventiva por una supuesta traición a la patria que habría tenido lugar por medio de la firma del memorándum con Irán. Por esta causa fueron procesados con preventiva la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el ex canciller Héctor Timerman, el dirigente de la comunidad islámica en Argentina Jorge Khalil y Fernando Esteche. A la salida del penal D’Elía celebró la decisión judicial que le permitió recuperar su libertad hoy, alrededor de las 11 de las mañana, pero también advirtió que “todavía hay más presos políticos en la Argentina por los que hay que luchar”.
Tras el pronunciamiento de Baigún, los jueces del TOF 8 se reunieron anoche y tras deliberar durante varias horas tomaron su decisión poco después de las cuatro de la mañana. La resolución que ordena la liberación del ex secretario de Legal y Técnica y del dirigente social fue firmada por al juezas Sabrina Namer y Gabriela Lopez Iñíguez. Nicolás Toselli, el tercer miembro del tribunal, se excusó de intervenir porque es familiar de uno de los testigos de la causa.

Las juezas compartieron el criterio de Baigún de que Zannini y D’Elía pueden enfrentar el juicio oral el libertad porque no hay riesgo de que se fuguen ni tampoco de que entorpezcan la actuación de la Justicia ya que carecen de nexos con el gobierno actual. Contra la llamada “doctrina Irurzun” que se utilizó en numerosas detenciones de ex funcionarios, la fiscal remarcó que “mal puede decirse” de alguien que ya no tiene cargos ni relación con el poder político de turno que “detenta un poder residual de influencia que le permitiría obstaculizar la marcha del proceso.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios