La medición se divulgará una vez por año. Según el registro oficial, los casos de mujeres que tienen entre 20 y 39 años suman el 60,2% del total de los informados al Indec. Mas detalles aqui...

En la víspera del Día Internacional de la Mujer, que se conmemora el 8 de marzo, el Indec publicó la primera medición de casos de violencia de género en todo el país. Se trata del Registro Único de Casos de Violencia contra las Mujeres (RUCVM), que contempla situaciones en las que la víctima pide asesoramiento, asistencia o información, hace una denuncia en alguna comisaría o inicia una causa en la Justicia.

El registro es heterogéneo, y mezcla pedidos de ayuda con denuncias en organismos nacionales, provinciales y municipales de ámbitos de la Justicia, la Salud y las fuerzas de seguridad. Se habla de casos y no de mujeres porque cada una pudo haber hecho varias denuncias en distintos momentos y ante diversos organismos.

Según esta medición, en estos cinco años hubo 260.156 casos en todo el país, y los hechos de violencia de género se cuadruplicaron durante ese lustro: pasó de 22.577, en el 2013, a 86.700, en el 2017.
Sólo la mitad de las víctimas tienen un empleo formal o informal (50,4%), y alarma el hecho de que la gran mayoría de los violentos son familiares de las víctimas. Por ejemplo, en el 82,7% de los hechos, el agresor es la pareja (45,8%) o expareja (36,9%). Entre las adolescentes de 14 a 19 años, los violentos son los padres (17,3%) y en mujeres de 50 años y más, son los hijos (46%).

Además, el estudio arroja que la víctima convive con el agresor en el 76,8% de los casos, cuando se trata de una pareja.
La frecuencia de la violencia y el tiempo de maltrato constituyen dos variables que dan cuenta de la gravedad de la situación. Más del 90% de las mujeres reportaron que han sufrido más de un maltrato. Y en cuanto al tiempo de duración, el 40,5% padeció violencia entre 1 a 5 años y el 23,8%, más de 10 años de maltrato.en en forma simultánea. En este sentido, el predominio es la violencia psicológica (86,9%); seguida de la física (67,4%), la económica (19,4%) y la sexual (7,9%).

“Lo que estamos haciendo es aglutinar información dispersa para generar estadísticas confiables -explica a Clarín Cristina Massa, directora de estadísticas del Indec-. No se pueden generar políticas públicas si no se tienen los indicadores de lo que pasa”.

“Queremos que esta información ayude a caracterizar socio-demográficamente a las mujeres que son víctimas y a sus agresores, y también saber cuál es la situación de violencia. La falta de información y que los datos sean dispersos llevan al desconocimiento y la invisibilización de la violencia contra las mujeres”, agrega Massa.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios