El Gobierno afirmó que no va a obstaculizar la discusión del tema. Los embarazos interrumpidos de manera clandestina generan el 14% de las muertes por maternidad.

El Gobierno nacional dio libertad de acción a sus legisladores para debatir un proyecto parlamentario para legalizar el aborto.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, informó a los jefes parlamentarios de Cambiemos que el Gobierno "no va a obstaculizar" la discusión del tema, uno de los principales reclamos de los movimientos feministas.

El lunes varios miles de personas se manifestaron frente al Congreso en Buenos Aires y en distintas provincias para reclamar el aborto libre, gratuito y seguro.

"Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir" fue la consigna impulsada por las organizaciones que integran la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito en Argentina.

Según estadísticas oficiales, entre 370.000 y 522.000 argentinas deciden cada año interrumpir su embarazo por medio de abortos realizados en forma clandestina. Esta práctica genera el 14 por ciento de las muertes por maternidad.

Hasta el momento, la legislación permite el aborto en casos de violación y de peligro para la vida o la salud de la mujer.



Seis veces en los últimos 11 años fracasó en el Congreso el tratamiento de una ley que legalice el aborto. El nuevo proyecto será presentado el próximo 6 de marzo y se estima que en la Cámara baja habría espacio para debatirlo, mientras que el escenario se ve más complejo en el Senado, donde hay mayor resistencia.

El presidente Mauricio Macri se manifestó en contra del aborto libre en la Argentina, tal como lo había hecho la actual senadora Cristina Fernández de Kirchner cuando era mandataria.

La diputada oficialista Carmen Polledo, que presidirá la comisión de Salud de la Cámara de Diputados, se reunió con el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, para trabajar en herramientas que permitan un "abordaje integral" de la discusión sobre el aborto, indicó el diario "La Nación".

Se trabaja en una propuesta para simplificar el trámite de adopción y en otra para respaldar económicamente a las mujeres embarazadas que desean abortar ante el temor que les genera la dificultad para mantener al hijo en camino. La idea es potenciar la asignación universal por embarazo, que cobran las mujeres de bajos recursos desde las 12 semanas de gestación.

 

Fuente: La Gaceta de Tucumán - Fotos: Diario Perfil

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios