Es la tercera vez que le niegan la libertad. Además, se hicieron peritajes en su casa.

El juez de Garantías de Gualeguaychú, Mario Figueroa, volvió a rechazar ayer un pedido de la defensa para que se revoque la prisión preventiva de Nahir Galarza, acusada de haber asesinado a su exnovio, Fernando Pastorizzo, el 29 de diciembre último.

De esta manera, la joven de 19 años permanecerá detenida en la comisaría de la Mujer y la Familia de la mencionada ciudad entrerriana hasta al menos los primeros días de marzo, ya que la medida dispuesta rige por 60 días, a partir del 2 de enero.

La muchacha fue trasladada desde la comisaría hasta los Tribunales para participar de la audiencia, donde se encontró con sus padres. Una vez ante el magistrado, su abogado defensor, Víctor Rebossio, solicitó morigerar la prisión preventiva de su clienta debido a que, según sostuvo, “cambió la investigación en los últimos días”.

Asimismo, remarcó que la chica “está siendo deteriorada anímicamente” y enfatizó que “es una mortificación” que siga en prisión.

Pese a los argumentos del letrado, el juez rechazó su pedido por tercera vez en lo que va de la pesquisa y decidió mantener la prisión preventiva. En la audiencia, que duró 40 minutos, la defensa no realizó ningún otro pedido, pero la fiscalía requirió que se prohíba la difusión de nombres de testigos y piezas de la investigación.

Rebossio explicó que, próximamente, recurrirán a la Cámara de Apelaciones de Gualeguay para reiterar el pedido de que la imputada sea excarcelada.

Por su parte, el abogado que representa a la madre de la víctima, Rubén Virué, señaló que “no hubo manifestaciones ni fuera ni dentro de tribunales”, en donde solo estuvieron “los padres de la imputada, la defensa, las querellas y el Ministerio Público Fiscal”.

Por otro lado, informó que ayer personal de la fiscalía y de Criminalística de la Policía de Entre Ríos ingresó al domicilio de Galarza para realizar una constatación en base a planimetría de la vivienda.

La proximidad del juicio

La casa fue inspeccionada porque “es el lugar donde habrían estado Nahir y Fernando en los momentos previos” al crimen, y para acreditar que los golpes y discusiones que ella relató en su última declaración no fueron escuchados por sus padres, explicó el letrado. “Esto se incorporó a las actuaciones”, por lo que “las partes deberán hacer sus análisis de cara al juicio oral y público”, agregó.

Por último, la fiscal que interviene en la causa, Martina Cedrés, adelantó que la semana próxima está previsto que se realice el peritaje psiquiátrico a la imputada y que se incorpore a la causa el informe final de la autopsia, el balístico, el de los teléfonos y testimonios tomados a amigos de la víctima.

“Si logramos elevar la causa a juicio en febrero, en los últimos días de marzo se estaría llevando a cabo el juicio oral y público”, precisó la fiscal.

Cedrés espera que los expertos puedan vincular el correo electrónico de la computadora de Fernando a su celular para “obtener información”, ya que hasta el momento no pudieron abrirlo.

En cuanto a un informe médico privado sobre la imputada, la fiscal explicó que la historia clínica dice “que se presentó el 22 de diciembre con una lesión por erosión por fricción en la entrepierna, pero no presentaba rasguños ni otras lesiones”.

 

Fuente: diariohoy.net

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios