Un grupo de 34 cóndores, un puma, dos ovejas, un cordero y una cabra aparecieron muertos en la localidad mendocina de Los Molles. Mas detalles aqui...

En el departamento de Malargüe. Los cuerpos de los animales estaban amontonados y parcialmente quemados, y por su ubicación se sospecha de un caso de envenenamiento, muy posiblemente con agrotóxicos que los pobladores de la zona utilizan para controlar especies carroñeras.

El hallazgo de los cadáveres fue la semana pasada. Un poblador dio aviso a las autoridades y a partir de entonces -se requiere una caminata de unas cuatro horas para acceder a la zona- comenzaron a realizarse las necropsias y toma de las muestras que fueron enviadas a Buenos Aires para los estudios toxicológicos, cuyos resultados se esperan para dentro de dos semanas.

"Los ganaderos de la zona requieren grandes extensiones de terreno para criar al ganado y sus crías, entonces los animales como el zorro gris o el puma suelen atacar a las crías de ovejas, por ejemplo. Es por eso que estas personas a veces envenenan a una de esas crías muertas, para eliminar esta amenaza. Esta es nuestra principal hipótesis sobre lo que pasó", dijo Adrián Gorrindo, jefe departamento de Fauna Silvestre, dependiente de la Secretaría de Ambiente de Mendoza.

El relevamiento de los cadáveres realizado por un equipo de trabajo conformado por Fauna de Mendoza, Policía Rural, Fundación Cullunche, Ecoparque Mendoza, Fundación Bioandina Argentina, Ecoparque Buenos Aires e investigadores del Conicet, reveló que no todos los cóndores habían muerto el mismo día, algunos llevaban meses y otros eran más recientes. "Podemos pensar que usaban este lugar para matar a los animales carnívoros", explicó Gorrindo.

Vanesa Astore, directora del Proyecto Nacional de Conservación del Cóndor Andino, dijo: "Es terrible a nivel biológico lo que pasó. El cóndor vive desde Venezuela hasta Tierra del Fuego y esta matanza es un agujero biológico irreemplazable, es equivalente a la mitad de la población de cóndores de Ecuador".

"Las aves son las principales afectadas, son las más sensibles a este tipo de agrotóxico", agregó Garrido. "Los ganderos creen que el cóndor caza animales vivos pero no es así, el cóndor no es rapaz, es carroñero. Buscan eliminarlos porque los tienen identificados como enemigos de su ganado y no es así", lamentó.

Gorrindo también informó que ya se realizó la denuncia penal en la fiscalia de instrucción de Malargüe. "Mendoza adhiere a la Ley 22.421 de conservación de la fauna y por un hecho como éste se contemplan penas de prisión de hasta dos años", dijo.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios