El ex jefe del Ejército había sido imputado por privación ilegítima de la libertad, allanamiento ilegal, imposición de tormentos agravados y asociación ilícita.


César Milani recibirá el 2018 preso. El Tribunal Oral Federal de La Rioja, con la firma del juez Juan Carlos Reynaga, decidió rechazar el pedido de arresto domiciliario realizado por sus abogados, en el marco de una causa por crímenes de lesa humanidad.

El ex jefe del Ejército había sido imputado por privación ilegítima de la libertad, allanamiento ilegal, imposición de tormentos agravados y asociación ilícita.
En el escrito, tras analizar los informes periciales médicos y psicológicos, el juez determinó que "no se advierten motivos suficientes que habiliten realizar una excepción al régimen establecido en la ley penal de fondo", ya que Milani no cumple con las condiciones que establece la Ley para cumplir la prisión impuesta en detención domiciliaria.

A la vez, el Tribunal ordenó a las autoridades del penal de Ezeiza, donde el general retirado se encuentra detenido, que garantice "la implementación de los tratamientos médicos y/o psicológicos y/o psiquiátricos necesarios" de acuerdo a su cuadro clínico, y que le informe periódicamente sobre su estado.
Los magistrados también dispusieron que en su lugar de detención "se arbitren los recaudos necesarios y conducentes para evitar episodios de hostigamientos" en su contra, a la luz de supuestos agravios provenientes del represor Luis Patti, alojado en el mismo lugar, aludidos por la defensa de Milani.

El ex jefe del Ejército desde julio del 2013 hasta junio del 2015, durante el kirchnerismo, se encuentra detenido en el Hospital Penitenciario Central de Ezeiza imputado por los delitos detorturas agravadas, allanamiento ilegal y privación ilegal de la libertad agravada de Pedro y Ramón Olivera por hechos ocurridos en marzo de 1977 en La Rioja.
Detenido desde el 17 de febrero pasado, Milani también está procesado con prisión preventiva en dos causas, una de ellas por la desaparición del soldado Alberto Agapito Ledo en la provincia de Tucumán en 1976, durante el represivo Operativo Independencia, y otra por presunto enriquecimiento ilícito.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios