Una beba que había nacido prematura y que recibió quemaduras tras haber sido asistida con un caloventor en un hospital pampeano deberá ser amputada de un pié. La intervención será realizada en la maternidad San Lucas, de la ciudad de Nequén.




La niña, de nombre Victoria, había nacido prematura el 5 de abril en el hospital Jorge Ahuad, de la localidad de 25 de Mayo, en el sudeste pampeano a la semana 31 de gestación. Al no contar con equipamiento suficiente, la enfermera debió asistirla con ese aparato.

El director de esa institución, Marcelo Guemes, atribuyó el incidente a las precarias condiciones del lugar y explicó que mientras la médica "canalizaba y entubaba" a la pequeña, se colocó el caloventor "a 50 centímetros de la beba, no al lado".

Guemes agregó que "lamentablemente no se dieron cuenta" de las lesiones que recibió Victoria, a la que ahora los médicos evalúan amputarle el pie a causa de las quemaduras.

La neonatóloga María Marta Mortillo, directora médica de la Maternidad San Lucas de Neuquén, explicó que el estado de la niña es delicado y que deberá realizarse la amputación. A su vez, detalló que está con antibióticos y con asistencia respiratoria.

 

Fuente: ambito.com

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios