Se subsidiará la demanda en lugar de la oferta. El monto será depositado directamente en las cuentas de unos 2,5 millones de hogares de todo el país. En la nota, los detalles.


 

 

El Gobierno nacional destinará de manera directa subsidios a alrededor de 2,5 millones de hogares de todos el país -por un monto global aproximado de 3.000 millones de pesos anuales-, para la adquisición de la llamada garrafa social para evitar los abusos y ventas en negro que se registraron durante el plan original.

El anuncio fue realizado por la presidenta Cristina Fernández, quien explicó que el llamado programa "Garrafas para todos" será corregido ante las distorsiones que presenta y tendrá "un enfoque diferente".

Al respecto, el ministro de Economía, Axel Kicillof, explicó que "hasta ahora el programa subsidiaba a la oferta", no a los consumidores finales, y que se detectaron abusos e irregularidades como la existencia de un mercado negro de garrafas.

En consecuencia, el "Programa Hogar" de acceso a garrafas será reorientado a partir del "depósito del monto equivalente al subsidio en la cuenta de los consumidores para que luego vayan a comprar la garrafa en el comercio".

Además, el ministro indicó que tras un relevamiento se detectó que de los 4,5 millones de hogares que accedían al precio subsidiado, solo 2,5 millones son familias carenciadas que tienen real necesidad del beneficio.

Kicillof precisó que el Estado subsidiará un total de 40 millones de garrafas, que demandarán un monto de alrededor de 3.000 millones de pesos por año "a través de la transferencia directa del subsidio para que no haya abusos".

Para ello se considerará el consumo anual diferenciado en dos zonas, La Patagonia, por un lado, y el Norte y Centro del país, por el otro.

También la estructura del plan contemplará la estructura familiar en dos grupos: familias de hasta cinco personas y familias con más de cinco personas.

Las familias de hasta cinco miembros en el Norte y Centro percibirán 1.232 pesos anuales, equivalentes al subsidio de 16 garrafas, en tanto el hogar con más de 5 personas recibirá 1.540 pesos para subsidiar la compra de 20 garrafas.

En la Patagonia, las familias de 5 miembros tendrán un depósito anual de 1.540 pesos para 20 garrafas, mientras que los hogares más numerosos cobrarán 1.848 pesos, equivalente al subsidio de 24 garrafas.

El ministro explicó que los beneficiarios del programa deberán inscribirse, aunque sostuvo que el trámite será sencillo y prácticamente automático.

Por otra parte, señaló que la Secretaría de Comercio habilitará un número telefónico gratuito 0800 para denunciar abusos en la comercialización de las garrafas, a las que se le fijarán precios máximos.

La falta de alternativa para muchas familias al uso de la garrafa "es un problema social muy importante", por eso "es que pusimos mucha onda en esto y vamos a subsidiar a los consumidores", sostuvo la Presidenta para resumir los cambios en la política energética de inclusión social.



Subirá el precio de las garrafas sin subsidio

Debido a la nueva medida y el nuevo enfoque del los subsidios, éstos se quitarán de la garrafa social de diez kilogramos, por lo que aumentarán significativamente a partir de la semana que viene.

Los que buscaban personalmente la "Garrafa para todos" pasarán de pagar 16 pesos a 70 en algunos casos, mientras que las que se entregan a domicilio prácticamente duplicarán su precio: las que costaban entre 30 y 50 pesos, saldrán ahora entre 95 y 120.

El distribuidor de gas Antonio Martín señaló a Cadena 3 que "el precio va a ser de diez dólares, por lo que una garrafa de diez kilos pasará a unos 97 pesos desde el lunes, ese sería el precio oficial".

"Hasta ayer la estaba vendiendo a 50 pesos, pero hoy no tengo gas. Estaba todo subsidiado antes, y ahora no lo estará, esa es la razón del aumento", aclaró.

 

Fuente: cadena3.com

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios