Esta semana transfirió USD 320 millones de un pago de intereses por el préstamo de asistencia pactado en 2018 y que llega un total de USD 56.000 millones. Seguir leyendo...

 

El Gobierno pagó un vencimiento de deuda al Fondo Monetario Internacional esta semana, mientras trabaja con los tenedores privados de bonos para negociar los términos de un acuerdo de reestructuración de deuda externa por USD 65.000 millones.

El Tesoro realizó un pago de intereses trimestral de USD 320 millones a principios de esta semana, según dos personas con conocimiento directo del asunto citadas por la agencia Bloomberg. La transferencia se produce en un momento en que Argentina retrasó los pagos de intereses a sus tenedores de bonos extranjeros para tratar de llegar a un acuerdo de reestructuración que tiene fecha de vencimiento hoy. Si no se llega a un acuerdo antes del 22 de mayo, el Gobierno caería en default por novena vez.

Un vocero del banco central citado por Bloomberg también confirmó que el pago se realizó esta semana.

En medio de las conversaciones con los acreedores privados, Argentina está buscando un nuevo programa con el FMI para reemplazar un préstamo récord de USD 56.000 millones. Antes de que el país pueda recibir un programa de préstamos revisado, el FMI debe completar una revisión periódica clave conocida como Artículo IV. Aunque eso se discutió por primer vez en una reunión del G20 en febrero, Argentina y el Fondo aún no han avanzado en la revisión.


La revisión del Artículo IV del FMI podría integrarse en las conversaciones sobre un nuevo programa después de que finalicen las negociaciones de reestructuración de la deuda con los acreedores privados, dijo la persona. Argentina tampoco solicitó préstamos al FMI ni financiamiento adicional para evitar el incumplimiento. Si no logra llegar a un acuerdo con los tenedores de bonos y entra en incumplimiento, Argentina no necesariamente quedará excluida de la financiación del FMI, gracias a una política conocida como “lending into arrears”, agregó la persona.

A principios de esta semana, Guzmán dijo que el país no haría un pago de mayo al Club de París y estaba en conversaciones para retrasar aún más esa deuda. Agregó en una entrevista el miércoles que sus miembros eran “receptivos” a la solicitud de Argentina.

En una entrevista el miércoles, el ministro de Economía, Martín Guzmán, declinó decir si se realizó el pago, pero confirmó que el gobierno había seguido haciendo pagos de intereses sobre la deuda multilateral hasta que se lanzó una oferta oficial a los tenedores de bonos a mediados de abril. Según su programa actual, los próximos pagos de Argentina al FMI son en agosto y noviembre.

Cierre del canje

Hoy, 8 de mayo, es la fecha que el Gobierno fijó como deadline para que los acreedores acepten la oferta de reestructuración de la deuda emitida bajo ley extranjera, que asciende a USD 66.500 millones. Y si bien el ministro de Economía, Martín Guzmán, ratificó que no se extendería, al mismo tiempo esta semana habilitó a una modificación de la oferta, en la medida en que los bonistas presenten una alternativa “razonable”.

Diversas fuentes allegadas al Gobierno aseguran que el canje fue un fracaso y que el nivel de adhesión no llegó ni al 10%. Con este escenario, la expectativa gira alrededor de la posibilidad de que Guzmán anunciará una extensión del plazo, en principio, hasta el 20 de este mes, justo antes de la fecha en la que la Argentina debe pagar USD 503 millones de intereses de los bonos globales para evitar caer en default.

El 22 de mayo vencen los 30 días del período de gracia y ya no hay más posibilidades de negociar con los acreedores. O sí. Algunos analistas sostienen que no sería tan grave dejar de pagar el vencimiento del 22, siempre y cuando haya una buena negociación en curso.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios