El festival vivió su quinta noche a todo ritmo. Damián Córdoba fue el artista que cerró la velada. No hubo doma por la muerte del jinete Norberto Cossutta.

La quinta jornada de argentinidad del Festival de Doma y Folclore de Jesús María se vio teñida por una mistura de luto y alegría, sentimientos representados en las figuras principales, Sergio Galleguillo y Damián Córdoba. La velada de color, en la que no participó la doma, contó con repetidos homenajes y menciones al jinete fallecido este martes.

Sergio Galleguillo, figura de la noche, subió al Martín Fierro con “Tilcara en carnaval” y una bandera de Santiago del Estero, de donde es oriundo, que mostró y agitó repetidas veces desde el escenario.

El artista encantó al público con su embrujo chayero y el mismo respondió dándole banderas, pañuelos, ponchos y diversos objetos que el cantante aceptó agradecidamente durante todo su número.

Incluso cantó con un ramillete de albahaca que le dio una fan en honor a su canción “La noche y la albahaca”.

Cantó además “Ven a mí” y “Qué linda que es La Rioja”.



Envuelto en regalos de sus fans, compartió una divertida anécdota que tuvo con el “Chaqueño” Palavecino.

“Comimos un asado el lunes y grabamos una zamba. Sé que ya llegó a Jesús María pero no vino esta noche. Voy a tener que tirarle las orejas por no venir a cantarla conmigo”, dijo entre risas.

Galleguillo recordó con sentido pésame a su hermana Sofía, fallecida el año pasado por cáncer de mama. Invitó al escenario al “Duende” Garnica y junto cantaron “Bajo el cielo de la cuadra” lleno de emoción por la memoria de su hermana.

Galleguillo entonó además junto al “Duende” la “Chacarera del Olvidado” sacudiendo banderas argentinas en honor a los caídos en Malvinas.

“Vaya en este escenario sagrado, delegado de nuestros mayores, el reconocimiento a nuestros originarios campesinos, a los despedidos, a los sin trabajo, a los pibes de los barrios que aguantan y aguantan, vaya esta copla en honor a este jinete que se fue al cielo emponchado de tradición, por un país de pie, con dignidad y por los pibes de Malvinas”, exclamó el “Duende” con sentida emoción.

Invitó además al conjunto de bombos Chayeros a subir al escenario, que minutos más tarde fue ocupado por Jorge Rojas.

La quinta noche de argentinidad fue cerrada por Damián Córdoba.

Fuente: Cadena 3

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios