El candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, confirmó su amplia ventaja en Tucumán y Chaco sobre Mauricio Macri, el triunfo en Corrientes - una provincia en manos de Cambiemos-, y un resultado más parejo en La Rioja, distrito históricamente peronista. Seguir leyendo...

El candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, confirmó su amplia ventaja en Tucumán y Chaco sobre Mauricio Macri, el triunfo en Corrientes - una provincia en manos de Cambiemos-, y un resultado más parejo en La Rioja, distrio históricamente peronista. Así surge de los datos del escrutinio definitivo que difundió la Justicia Electoral. Se suman a los publicados ayer por Infobae referidos a Córdoba, Mendoza, Santiago del Estero, Chubut y Tierra del Fuego, en los que Mauricio Macri confirmó su triunfo en las dos primeras provincias, Alberto Fernández ratificó una holgada victoria en las otras tres.

En Tucumán la variación con los números del escrutinio provisorio fue mínima. Fernández se impuso con el 57,76% sobre Macri, que obtuvo 33,94% de los sufragios. La diferencia entre ambos fue de casi 24 puntos, en una provincia gobernada por uno de los principales aliados del hoy presidente electo dentro del PJ, Juan Manzur. Como devolución de ese apoyo, dos días después de ganar las elecciones, Fernández se fue a Tucumán a su asunción de su segundo mandato como gobernador, junto a nutrido grupo de gobernadores peronistas.

El candidato del Frente de Todos obtuvo en total 591.686 votos, 6.801 más que en los conocidos la noche del 27 de octubre. En tanto el postulante de Juntos por el Cambio sumó 4.662 en el conteo definitivo y alcanzó 347.642 votos. Quedó, así a 244.044 votos de los obtenidos por Alberto.

Con estos números, el Frente por Todos se llevó tres de las cinco bancas de diputados nacionales en disputa, en tanto que Juntos por el Cambio obtuvo dos bancas.

Los electores habilitados en esta provincia norteña suman 1.253.250 -un 3,68% del padrón total del país-, de los cuales concurrieron a las urnas casi el 83%, por encima del 80,8% promedio a nivel nacional.

En cuanto a la elección de diputados nacionales, de las 5 bancas en juego en la provincia gobernada por Juan Manzur -que jugó muy fuertemente a favor de la fórmula de Fernández-, el Frente de Todos se quedó con tres y Juntos por el Cambio con las otras dos.

En Chaco, Fernández obtuvo 55,73% contra 35,58% de Macri, una diferencia de 20 puntos entre los dos principales candidatos, casi igual que lo que había arrojado el escrutinio provisorio. En votos la diferencia fue de 146.326.

Estos números superaron incluso la contundente victoria de Jorge Capitanich como gobernador, dos semanas antes de las comicios generales, cuando se impuso por casi el 50% de los votos y fue elegido por tercera vez para conducir la provincia. En ese momento, el mandatario kirchnerista había augurado un triunfo aún más amplio en la provincia el 27 de octubre de la fórmula del Frente de Todos.

Este distrito fue uno de los ocho que eligió senadores el domingo 27. De los tres que ingresan a la Cámara alta nacional, el Frente de Todos obtuvo dos y Juntos por el Cambio el restante. La misma proporción de dos y uno se repite respecto de las tres bancas que renueva la provincia en el Congreso.

La participación en esta provincia fue menor al promedio nacional: solo fueron a las urnas el 77,6% de los chaqueños habilitados a votar. El padrón electoral es de 950.537 electores, equivalentes al 2,78% del total nacional.

En Corrientes, un distrito donde gobierna el radical Gustavo Valdés, Macri sin embargo perdió. La fórmula encabezada por Fernández se impuso por poco más de 9 puntos sobre la de Juntos por el Cambio, e incluso amplió muy ligeramente la ventaja que había obtenido en el conteo provisorio (8,53 puntos).

El candidato del Frente de Todos obtuvo 51,19% contra 41,92% de la alianza de Juntos por el Cambio y Encuentro por Corrientes (ECO). En sufragios, la diferencia fue de 64.278. Ambas fuerzas mayoritarias se repartieron dos bancas de diputados nacionales cada una.

En esta provincia, el gobernador de Cambiemos Valdés había sido electo a principios de octubre, en los últimos comicios provinciales antes de las generales, por el 54% de los votos, al ganarle al frente justicialista Corrientes Podemos Más, que llevaba a Carlos “Camau” Espínola.

La participación en las urnas en Corrientes fue del 80,75% de un total de 874.945 electores. El padrón provincial representa el 2,57% del total del país.

En La Rioja -una provincia históricamente manejada por el peronismo- la variación respecto de los resultados obtenidos hace ocho días fue muy poca, con resultados muy parejos entre las dos fuerzas mayoritarias. Fernández ganó con el 47,37 al conseguir 85.779 votos (3.253 más que en el provisorio), y logró imponerse por casi 3 puntos sobre Macri.

El hoy presidente electo sacó 44,43%, porcentaje equivalente a 80.462 sufragios (sumó 3.631 a los obtenidos en el conteo preliminar). En este distrito concurrió a votar el 81% de los 288.762 ciudadanos habilitados, que representan el 0,85 del padrón nacional.

La Rioja fue una de las provincias donde además, se eligió gobernador, en unos comicios en los que el peronismo fue dividido a las urnas. El candidato del Frente de Todos, Ricardo Quintela, se impuso por el 44,89% de las votos sobre Julio Martínez, de Juntos por La Rioja, que obtuvo 30,94%.

En cuanto a diputados nacionales, la fuerza que llevó a Fernández en la fórmula nacional logró ubicar a dos diputados nacionales en el Congreso nacional, y el actual oficialismo nacional, al otro.

Con estos cuatro distritos cuyos datos definitivos se conocieron hoy, ya son 22 las provincias que fueron computadas por la Justicia Electoral. Solo resta conocer los números del escrutinio definitivo de la Ciudad de Buenos Aires y Provincia de Buenos Aires para presidente, diputados y senadores. Los resultados finales a nivel municipios bonaerense estarían a fin de noviembre.

 

 

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios