Ocurrió el domingo pasado en Chepes. Francisco Romero (26) escapó de la dependencia policial donde se encontraba detenido y le propinó una feroz golpiza a su ex pareja, quien debió ser trasladada a La Rioja por las heridas sufridas. Hay cuatro policías detenidos preventivamente.

El hecho sucedió el domingo pasado en Chepes. Francisco Romero de 26 años, oriundo de la localidad de Portezuelo, se encontraba alojado en la dependencia policial de esa ciudad por un supuesto caso de abuso sexual que data desde el 2017. Por causas que se desconocen habría saltado el alambre perimetral y atacó a su ex pareja, provocándole serias lesiones en el predio del ferrocarril, a pocos metros de la comisaría.

María Inés Gonzales, madre de María, la mujer golpeada, habló con Multiplataforma Fénix. Manifestó que el agresor  y su hija tienen un hijo en común, que nació hace tres meses por cesárea. Ya tenía otras denuncias por violencia. “Para mí está enfermo. Él la llamaba estando preso”. Relató que Romero buscó a su hija, que estaba trabajando y la llevó al predio del Ferrocarril para agredirla.

Por orden de la jueza, Romero fue trasladado a la Alcaidía provincial en esta ciudad capital. También fueron detenidos preventivamente cuatro efectivos policiales, que prestaban servicios en la Comisaría.

La mujer fue trasladada en primera instancia al Hospital Luis Pasteur y posteriormente fue derivada a la ciudad Capital.

Sobre el estado de salud de María, dijo que “se encuentra bien gracias Dios. Tiene muchos golpes en la cabeza, cara, costillas, piernas y brazos. Fue derivada a Capital para mayor estudios de mayor complejidad”.

Reclamó que desde la Comisaría no querían tomarle la denuncia y que el detenido “era el regalón. Lo dejaban salir y lo mandaban. No entiendo por qué lo dejaban salir”.

Finalmente la denuncia fue realizada en Fiscalía.

 

Fuente: Radio Fénix

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios