La jueza Gabriela Asís ordenó la prisión preventiva para Calixto Fortunato Pereyra, de 74 años, por abuso sexual agravado contra su nieta de 9 años que tiene un retraso mental.

 

El juzgado de violencia Nº1, que conduce la juez Gabriela Asís, ordenó el procesamiento y prisión preventiva con traslado al Servicio Penitenciario Provincial de Calixto Fortunato Pereyra (74), acusado de abuso sexual agravado por situación de convivencia, en contra de una menor de 9 años con retraso mental.

El acusado es el abuelo de crianza de la víctima, ya que es el padre del padrastro.

Los abusos se producían cuando la niña permanecía en la casa de su padre mientras éste se ausentaba y ella quedaba al cuidado de su abuelo. Cabe mencionar que la niña estaba bajo el cuidado del padre, bajo orden judicial, y la madre tenía régimen amplio de visitas.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios