El hecho trascendió luego de que los propios presos del penal filmaran uno de los encuentros sexuales que ocurrió dentro de una celda. La mujer fue apartada de sus funciones y podría ser expulsada de la policía.

Una guardiacárcel del Servicio Penitenciario Provincial fue apartada de su cargo luego de que trascendiera un video donde mantenía relaciones sexuales con un recluso, dentro de una de las celdas del penal. La secuencia fue filmada por los propios internos, a través de celulares (otra grave irregularidad detectada).

Por esta situación, a la agente -que además atiende un kiosco dentro del SPP- se le había iniciado un sumario administrativo desde hace cuatro meses atrás, pero la noticia salió a la luz este miércoles.

En una primera instancia, la guardiacárcel había sido separada del SPP y enviada a la Escuela de Cadetes, pero tras conocerse los motivos que dieron orígen al sumario administrativo, desde la cúpula policial se decidió que también sea apartada de esa área. No descartan que sea expulsada de las fuerzas de seguridad.

 

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios