Se trata de cinco caranchos y un chimango que fueron rescatados, rehabilitados y liberados en un trabajo conjunto entre la Dirección General de Flora y Fauna y el Centro de Rescate y Liberación Animal "Yastay".

La liberación de las aves se realizó el martes pasado en el paraje "Las Talas", ubicado en pleno cordón montañoso del Velasco. Se trata de seis aves en total; cinco caranchos y un chimango que habían sido víctimas de tramperos y cazadores furtivos, y a través del trabajo mancomunado de diversas áreas municipales, pudieron ser rehabilitados y preparados para la vida silvestre.

El emotivo acto de liberación fue encabezado por la intendenta Inés Brizuela y Doria, el secretario general del Municipio, Jorge Bordón, el director general de Turismo Municipal, Armando Zavattieri, el director de Flora y Fauna Municipal, Alfredo Salinas, el veterinario del Parque Yastay, Jorge Rodríguez, y la directora de Parques Municipales, María Laura Agüero.

"Es una alegría inmensa ver con qué felicidad las aves recuperan su libertad y un orgullo tremendo por el gran equipo de trabajo municipal, que ha hecho una tarea impecable con la recuperación de los animales, su curación, el periodo de adaptación y coronando ese trabajo con esta liberación" expresó Inés Brizuela y Doria.

En cuanto a las tareas previas a la liberación de las aves, realizadas entre las distintas áreas comunales, la directora de Parques Municipales manifestó que "tenemos un antes de la liberación que es un trabajo muy arduo que realizamos tanto con el equipo de veterinarios como con cada uno de los empleados municipales y con todos los animales para que ellos puedan estar libres, volar y disfrutar".



"Tenemos el apoyo de la intendenta y de las autoridades municipales para que este sea el primer paso de las futuras liberaciones que tengamos" indicó Agüero.

En relación a las seis aves devueltas a su hábitat natural, el veterinario del Parque Yastay precisó que "hay animales que están  hace cinco o seis años en el Yastay. Son todos animales que fueron hondeados y los rehabilitamos".

"Para poder hacer la suelta los tuvimos que adaptar de nuevo a su alimentación natural. Los alimentábamos con ratas blancas para probar que ellos pudieran cazar, porque desde hoy van a tener que trabajar para comer" continuó Rodríguez.

Además de la cuestión de la alimentación de las aves, los veterinarios y empleados del Parque Yastay tuvieron que ir acondicionando de a poco las jaulas y estructuras donde los animales estaban en cautiverio para que se vayan adaptando a lugares más amplios donde pudieran desplegar las alas en toda su extensión y volar con naturalidad. "Todos volaron perfectamente bien y ya están en su ámbito natural" señaló.

En tanto el director de Flora y Fauna Municipal afirmó que "es una nueva historia que escribe la Municipalidad con la liberación de estas aves" y agregó que "es una satisfacción increíble que solo pueden experimentar quienes han visto una suelta de aves".

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios