Ocurrió en la ciudad española de Huesca. El lunes por la mañana el comerciante José Luis Rodrigo López fue a cobrar el premio de la lotería, pero esa misma noche se descompuso, quedó internado en el hospital y falleció a la mañana siguiente.

Un comerciante llamado José Luis Rodrigo López falleció repentinamente el día de Navidad a los 84 años, un día después de haber cumplido el sueño de millones de personas.

La mañana anterior a su muerte cobró USD 455.000 por haber sido uno de los ganadores del sorteo "El Gordo de Navidad" de la lotería de España.

El sábado 22 de diciembre Rodrigo López estaba de compras en el barrio de San José, cuando vio una revuelta en la administración de lotería número 5.

José Luis Rodrigo López falleció a los 84 años tras haber ganado el "Gordo de Navidad"

Se acercó y la sorpresa fue enterarse de que ahí se había vendido el "Gordo de Navidad" con el número 03.347, que era el que llevaba la Asociación de Antiguos Alumnos del Colegio San Viator de Huesca, donde él estudió.

De inmediato supo que él había ganado dinero, pero esperó a llegar a su casa para confirmarlo.

Hasta el lunes 23 de diciembre fue a cobrar los USD 455.000, pero esa noche se sintió mal y lo llevaron al Servicio de Urgencias del Hospital San Jorge de Huesca.

A la mañana siguiente falleció. Las causas de su muerte no fueron detalladas.

El hombre dirigió hasta 2011 los Almacenes Rodrigo, donde vendía la ropa que las personas de su comunidad vistieron desde 1949, cuando su padre abrió el negocio. Su negocio patrocinó durante muchos años los boletos de lotería que la Asociación vendía por Navidad.

También era parte de la junta de la Asociación de Empresarios del Comercio de Huesca, por lo que su muerte fue comentada y sentida por todos sus amigos y conocidos de la ciudad.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios