El argentino Nahuel Gómez, de 28 años, deberá pagar 900 dólares de multa y comparecer cada diez días ante el tribunal, tras ser acusado de daños contra el patrimonio cultural.

Cinco turistas extranjeros que entraron de manera ilegal en la ciudadela incaica de Machu Picchu, en la región peruana de Cusco, serán deportados, mientras que un sexto, de nacionalidad argentina, se enfrentará a un proceso judicial.

Según la agencia Andina, el Juzgado de Investigación Preparatoria de Machu Picchu dispuso al argentino Nahuel Gómez, de 28 años, comparecer cada diez días ante el tribunal y el pago de una multa de 3.000 soles (900 dólares), tras ser acusado de daños contra el patrimonio cultural.

Los otros cinco turistas que, según la prensa, señalan a Gómez como el principal responsable de los destrozos en  el Templo del Sol, se encuentran a disposición de Extranjería.

Los turistas de nacionalidad argentina, chilena, brasileña y francesa accedieron a la ciudadela la noche del pasado sábado, donde provocaron destrozos y defecaron. Según denunció el Ministerio de Cultura, en el mirador del Templo del Sol se fracturó una roca que cayó a una altura de seis metros.

La antigua ciudad de Machu Picchu, ubicada sobre el Valle Sagrado de los Incas, es uno de los mayores logros arquitectónicos de la humanidad. El complejo permaneció escondido por varios siglos, hasta que hace unos 100 años se descubrió entre la densa jungla de los Andes.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios