Con 229 votos a favor y 197 en contra, la mayoría demócrata aprobó el juicio político por el cargo de "abuso de poder". Pasará ahora al Senado, de mayoría republicana.

La Asamblea de Representantes de Estados Unidos aprobó este miércoles llevar al presidente Donald Trump a un juicio político por abuso de poder con una mayoría demócrata se 229 votos a favor y 197 en contra, mientras continúa la votación por el cargo por "obstrucción al trabajo del Congreso". Se espera un resultado similar.

Así, Trump se unirá a una exclusiva lista que incluye tan sólo dos nombres: la de presidentes que han sido procesados por la Asamblea de Representantes de los Estados Unidos. El primero fue Andrew Johnson en 1868, quien ascendió al poder tras al asesinato del republicano Abraham Lincoln. Johnson, un demócrata del sur de EEUU, obstaculizó el proceso de reconstrucción tras la Guerra Civil y bloqueó múltiples esfuerzos por integrar a la población afroamericana a la vida civil. El impeachment de Johnson fue aprobado y éste pasó a juicio ante el Senado, donde el presidente al final sobreviviría.

El segundo en unirse a la lista es Bill Clinton. Justo mañana se cumple el 21 aniversario del impeachment de Clinton, quien fue acusado de obstrucción de la justicia y de mentir bajo juramento respecto a su amorío con Monica Lewinsky. Clinton también sobrevivió el juicio en el Senado. 45 senadores votaron culpable en el cargo de obstrucción, en tanto que 50 lo hicieron con el cargo de perjurio, muy por debajo del umbral de dos terceras partes que el proceso demanda.

La mañana del miércoles, con el inicio de los procedimientos ante el pleno, los republicanos lanzaron la primera de lo que se espera serán varias medidas de proceso parlamentario para retrasar el voto contra el presidente. Primero sometieron ante votación del pleno una moción para cerrar a sesión antes de iniciar el proceso. Perdieron 226 a 188 y el proceso continuó. Después presentaron una moción para declarar el proceso del impeachment como ilegitimo y una violación a las reglas de la Asamblea. Los demócratas ganaron 226 contra 191.

Nancy Pelosi, líder de la Asamblea de Representantes, anuncia el impeachment a Trump

De acuerdo con los cálculos más recientes, 221 demócratas más un independiente -el ex republicano Justin Amash, quien, por su oposición al presidente, se vio forzado a renunciar al partido en julio pasado- votarán a favor del impeachment contra Donald Trump. Nueve demócratas todavía no se pronuncian, mientras que dos ya dijeron que votarán en contra de procesar al presidente.

Del lado republicano, 171 legisladores se pronunciaron a favor del presidente, mientras que 26 todavía no han emitido opinión al respecto.

Por ahora el conteo va 223 a favor de remover a Trump versus 173 en contra. Los demócratas necesitan una mayoría simple para aprobar el impeachment y mandar al presidente a juicio político en el Senado. Aún si todos los indecisos y silenciosos apoyaran al presidente, el proceso sería aprobado por la mayoría.

"Nadie está por encima de la ley"

Las reglas que los demócratas -quienes tienen la mayoría en la Asamblea- diseñaron, contempla seis horas de debate y argumentos por parte de los legisladores de ambos partidos. Demócratas y republicanos han tenido oportunidad de acceder a los micrófonos y explicar las razones de sus votos.

El congresista republicano de Utah Chris Stewart afirmó que la jornada de hoy se trataba sólo de una cosa: "Ellos odian a este presidente". Stewart dijo que los demócratas creían que los republicanos eran estúpidos, "creen que cometimos un error, creen que Hillary Clinton debería de ser la presidenta y quieren arreglar eso".

El congresista demócrata de Nueva York Jerry Nadler, presidente del poderoso comité judicial que estuvo a cargo de conducir los procedimientos e investigaciones contra Trump, le respondió: "Le recuerdo al caballero que, si el presidente Trump es removido, el nuevo presidente sería Mike Pence, no Hillary Clinton".

 

Fuente: La Política Online

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios