Los restos del ex defensor fueron retirados de la sede social de Estudiantes y serán llevados al Country de City Bell para cumplir con su petición de ser enterrado allí. Seguir leyendo...

El lunes por la noche se confirmó la noticia que conmocionó al fútbol argentino: el ex defensor José Luis Brown falleció a los 62 años luego una larga lucha contra una dura enfermedad neurodegenerativa como el Alzheimer. Es así que esta mañana, en la sede social de Estudiantes de La Plata, sus familiares, ex compañeros, amigo y fanáticos fueron a despedir sus restos.

La ceremonia que contó con la presencia de Juan Sebastián Verón, presidente del Pincha, y varios ex compañeros de la Selección con la que se consagró campeón en el Mundial de México de 1986, como Nery Pumpido, Blas Giunta, Jorge Burruchaga, Carlos Tapia, Oscar Ruggeri, Luis Islas y Sergio Batrista, entre otros.

Las puertas del recinto abrieron a las 8.30 de la mañana aproximadamente hasta las primeras horas de la tarde. Una vez finalizado el velatorio, un grupo grande de seres cercanos al Tata, encabezado por su hijo Juan Ignacio Brown, llevaron el cajón hacia el coche fúnebre para que el mismo sea trasladado al Coutry de City Bell.

Según sus allegados, el deseo del nacido en Ranchos, que estaba internado desde el 25 de diciembre de 2018 debido a su enfermedad, era ser enterrado en el predio de entrenamiento del club platense.

Brown fue despedido bajo una lluvia de aplausos de un centenar de personas que se acercaron para darle el último adiós. "Porque el Tata alienta desde el cielo" y "El Tata no se va" fueron algunos de los cánticos que entonó la gente presente.

Atrás dejó varios logros como futbolista: una huella imborrable como capitán del equipo campeón de 1982 con Carlos Bilardo como entrenador; un gol en la final ante Alemania; y su enorme gesto de coraje al completar el partido con un hombro inmovilizado.

Más allá de las distintas muestras de afecto que recibió, uno de los mensajes más emotivos lo envió Diego Armando Maradona a través de las redes sociales y hasta intentó acercarse a la clínica ubicada en la Ciudad de La Plata para visitar a su ex compañero de equipo.

El Tata comenzó su carrera futbolística en las divisiones inferiores de Estudiantes de La Plata. Debutó en el primer equipo en 1975, pero se transformó en emblema por ser el capitán del campeonato logrado en el Torneo Metropolitano de 1982 y el Torneo Nacional de 1983.

Tras disputar ocho temporadas en el "Pincha", fue transferido al Club Atlético Nacional de Colombia. En 1985, regresó al país para jugar en Boca Juniors y al año siguiente lo hizo en Deportivo Español. Luego, llegó el turno de jugar en el fútbol europeo: el Stade Brestois de Francia en 1987 y Real Murcia de España en 1989. En su vuelta al país, jugó en Racing Club entre 1989 y 1990.

En la selección argentina, José Luis Brown jugó en total 36 partidos y convirtió sólo un gol, el histórico ante Alemania en el triunfo por 3 a 2 en la final del Mundial de México 1986.

Después de terminar su carrera como futbolista, Brown trabajó en conjunto con Nery Pumpido y Héctor Enrique en categorías de ascenso. En 2008, con la confirmación de Carlos Bilardo como Director de Selecciones Nacionales de AFA, el Tata se sumó como asistente técnico del Checho Batista en la selección Sub 23 que logró ganar la medalla de oro olímpica en Beijing 2008 de la mano de Lionel Messi, Juan Román Riquelme y Sergio Agüero. También tuvo a su cargo la Sub 17, con la que logró el subcampeonato en el Sudamericano 2009 de la categoría, clasificando al Mundial de ese año.

 

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios