La delegación terminó en el sexto lugar con 101 medallas, la mejor marca en los últimos años. La nadadora Delfina Pignatiello fue la gran figura y abanderada.

Este fin de semana culminaron los Juegos Panamericanos de Lima y Argentina tiene muchísimos motivos para festejar: el país consiguió 101 medallas y terminó sexto en el medallero.

Fueron 32 medallas de oro, 35 de plata y 34 de bronce, lo que significó la mejor marca de la delegación argentina en los últimos años. En el primer puesto quedó Estados Unidos con 120 oros (293 medallas), seguido por Brasil, con 55 oros (171 en total).

Sin embargo, hubo una deportista que destacó por sobre los demás: se trata de Delfina Pignatiello, nadadora de 19 años que se llevó tres preseas de oro.

La joven atleta de San Isidro es una de las grandes promesas del deporte argentino, luego de brillar en los Juegos Olímpicos de la Juventud. En Lima, se quedó con el primer puesto en los 400, los 800 y los 1500 metros libre, y ya tiene su pasaje para los JJOO de Tokyo 2020.

ASI QUEDARON LAS PRIMERAS POSICIONES DEL MEDALLERO PANAMERICANO:



Y fue abanderada durante la ceremonia de clausura de los Panamericanos: “Me llena de orgullo portar la bandera. No hay nada más lindo y que me haga más feliz que llevar la bandera de Argentina”.

La deportista estuvo a punto de no presentarse en la prueba predilecta del certamen, los 1500 metros, después de que aparecieron unas líneas de fiebre.

Pero una conversación con su familia cambió todo: “Estaba muy cansada. La pasó muy mal. Yo en realidad estoy feliz porque la vi salir por esa puerta. Pensé que no la iba a nadar. Ella no quería. Pero le puso el corazón, sabiendo que era lo último y que su objetivo hoy por hoy era cumplirle al equipo y a la Selección y brindarle al país una medalla más”, dijo su madre, Paula.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios