Los ingleses lograron lo impensado, le ganaron 4 a 0 al Barcelona y remontaron el 3 a 0 sufrido en la ida. Origi y Wijnaldum anotaron por duplicado.

Los de Klopp tendrán revancha de la final del año pasado, esperan por Ajax (1) o Tottenham (0) que juegan mañana.

Después del 3 a 0 sufrido en el Camp Nou, sumado a las bajas de Mohamed Salah y Roberto Firmo, pocos apuestan a que el Liverpool pueda pasar a la final de la Champions League.

Sin embargo, el equipo inglés no se resignó y, empujado por su gente, a los 7′ abrió el marcador a través de Divock Origi. Un mal despeje de cabeza de Jordi Alba habilitó a Jordan Henderson, el volante definió y tras el rebote de Ter Stegen el delantero belga marcó el 1 a 0.

El Barça generó peligro con ataques rápidos de contra y Alisson le tapó dos claras a Lionel Messi. La Pulga además pateó dos remates lejanos que pasaron muy cerca del palo izquierdo del arquero brasilero.

En la última del primer tiempo le atajó una más a Jordi Alba. Los locales tuvieron la suya mediante un tiro de Andrew Robertson que tapó Stegen haciendo gala de sus reflejos.

En una arremetida fugaz en el complemento, Georginio Wijnaldum, ingresado en el entretiempo, marcó dos goles e igualó la serie (a los 8′ y 10′).

A diez del final, Alexander-Arnold engañó a todos en un córner y asistió a Origi para el 4 a 0 ante una defensa del Barcelona impávida.

Alineaciones:

Liverpool: Alisson; Alexander-Arnold, Matip, Van Dijk, Robertson; Milner, Henderson, Fabinho; Origi, Mané y Shaqiri.

Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Rakitic, Busquets, Vidal; Coutinho, Suárez, Messi.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios