Con un polémico penal en el minuto 98, el Real Madrid logró la clasificación a semifinales del máximo certamen de fútbol europeo. La Juventus había conseguido los tres goles que necesitaba para ir al alargue, pero los españoles (y el arbitraje) los amargaron sobre el final. Mas detalles aqui...

Los gestos ampulosos, los rostros incrédulos, las protestas desencajadas de los futbolistas de Juventus , después del polémico penal que sancionó el árbitro Michael Oliver y convirtió Cristiano Ronaldo con suficiencia cuando se disputaba el octavo minuto de descuento, lo que provocó la clasificación de Real Madrid a las semifinales de la Champions League , tuvieron un segundo capítulo al momento en que los jugadores, el director técnico y hasta el presidente de la Vecchia Signora tuvieron contactos con los medios.

El roce de Benatia sobre Lucas Vázquez, el desmayo del madridista.y las controversias.

El juego pudo significar el último del arquero Gianluigi Buffon en la Champions League, una medida que el guardavalla no confirmó en un encendido vestuario.

Sí, no tuvo reparos en expresar, como lo hizo en el campo de juego, lo que le significó la expulsión, la disconformidad con la sanción de Oliver. Del "vete a cagar", que le espetó en el rostro, mientras el terror se apoderaba del rostro del francés, apenas cobró la falta, a un análisis un tanto más medido aunque siempre crítico.

"No voy a juzgar lo que ha visto el árbitro. Si hay una acción límite al minuto 93, no tienes que tener el cinismo de destruir lo que ha hecho un equipo en la eliminatoria. Te has querido hacer el protagonista de una eliminatoria con un episodio muy dudoso", comenzó a disparar el arquero, de 40 años. Y, lejos de bajar los decibeles, sostuvo la reprobación por lo que padeció en el mítico estadio Santiago Bernábeu.

"Si echas a un equipo de la Champions [League] así, no tienes corazón, tienes un balde de m... Si no logras gestionar la presión, tienes que estar en la tribuna con tu familia comiendo papas fritas. En ese momento le he podido decir de todo. es una cuestión de sensibilidad, porque si echas a un equipo por un episodio dudoso tienes que estar en la tribuna".

Los futbolistas con experiencia lideraron la protesta, porque Giorgio Chiellini pasó del gesto de partido pago, en la cancha, a una frase que refleja su sentimiento de dolor.

"Ha sido el mayor robo que he sufrido en mi carrera como profesional. Es descarado que siempre beneficien al [Real] Madrid en la Champions League y nunca pasa lo contrario. Bayern [Munich] aún se acuerda lo que pasó aquí el año pasado", en referencia a los dos goles en posición adelantada que le convalidaron a CR7 y a la expulsión insólita del chileno Arturo Vidal; el árbitro de aquel partido fue el húngaro Viktor Kassai, que arrastraba varias polémicas y era observado con recelo por los dirigentes de Real Madrid.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios