El conjunto dirigido por Jorge Sampaoli se impuso en el Etihad Stadium de Manchester con goles de Éver Banega y Manuel Lanzini. Mas detalles aqui...

Argentina derrotó 2-0 a Italia en el Etihad Stadium de Manchester por el primer amistoso de la gira previa al Mundial de Rusia 2018. Los goles fueron obra de Éver Banega y Manuel Lanzini, a los 29 y 39 minutos del segundo tiempo.

En los primeros minutos, el trámite se mostró un tanto monótono. El conjunto nacional intentó salir jugando desde el fondo a partir de pases cortos, sin embargo le costó sortear la presión alta que propuso el elenco italiano y no logró prosperar en el terreno con una salida limpia.

Durante los últimos minutos de la etapa inicial, Argentina plasmó en situaciones lo que había insinuado desde el comienzo. Giovani Lo Celso y Manuel Lanzini se encontraron con espacios, pudieron conectar con Gonzalo Higuaín, y de ahí surgieron una de las mejores ocasiones de peligro: un remate de Nicolás Tagliafico que apareció por sorpresa. El arquero Gianliugi Buffon tomó un importante protagonismo, cuando minutos más tarde, luego de ahogarle el grito al lateral del Ajax, hizo lo propio con su compañero de la Juventus, quien definió tras una exquisita asistencia de Ángel Di María.

Di María fue el que más gravitó en la selección albiceleste recostado sobre la izquierda y a partir de su desequilibrio individual; aunque no pudo asociarse con claridad con la línea de mediocampistas.

En la etapa complementaria el desarrollo fue distinto y abierto. Italia comenzó notablemente mejor y estuvo cerca de abrir el marcador en varias oportunidades pero se topó con la figura de Wilfredo Caballero, el portero terminó siendo de lo más destacado del equipo con importantes intervenciones que salvaron el arco.

A partir del crecimiento de la azzurri, Sampaoli movió el banco y mandó a la cancha a Diego Perotti por Ángel Di María y Éver Banega por Leandro Paredes, de flojo partido. Con el ingreso del mediocampista de Sevilla aumentó el volumen de juego en el seleccionado nacional y justamente fue él, quien luego de una buena combinación con Lo Celso, abrió el marcador con un remate de zurda cruzado que descolocó a Buffon.

Una vez con la ventaja el encuentro cambió totalmente, Argentina dominó las acciones y con los espacios que dejó la defensa italiana volvió a inquietar al arco rival. Tal es así que Higuaín comandó una contra, abrió hacia la izquierda para Lanzini y el jugador del West Ham la clavó en un ángulo para sentenciar el resultado.

Las actuaciones de Caballero, Lanzini y Lo Celso fueron una grata sorpresa para el director técnico; mientras que Paredes no pudo aprovechar los minutos en cancha. Por el lado de los laterales, Nicolás Tagliafico y Fabricio Bustos, alternaron buenas y malas en defensa y ataque, pero aportaron movimientos interesantes sin pelota.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios