Gonzalo Martínez e Ignacio Scocco anotaron para los "Millonarios", que levantaron la copa en Mendoza.

Gonzalo Martínez, con un gol de penal a los 18 minutos e Ignacio Scocco, en el vértigo de un soberbio contragolpe a los 69, sometieron anoche a un encopetado Boca Juniors que domina a su antojo la Superliga argentina y dieron a River Plate el título de la Supercopa.

El 2-0 abrió un abismo entre los dos más enconados rivales del fútbol argentino que se citaron en el estadio Malvinas Argentina, de la ciudad de Mendoza para disputar la sexta edición de esta final.

La victoria y el título del equipo conducido por Marcelo Gallardo ofrecieron un revulsivo luego de una temporada complicada que lo tiene en la decimoctava posición de la Superliga argentina.

Para Boca, en tanto, esta derrota opaca su liderato absoluto en el torneo doméstico y sufre un duro golpe emocional de cara a la recta final del campeonato y su participación en la Copa Libertadores.

Esta fue la segunda oportunidad que River y Boca definieron un título en un mano a mano, la anterior había sido en el Nacional de 1976 cuando el ‘xeneize’ se había impuesto con un gol de Rubén Suñé.

El triunfo de River le permite a Gallardo revitalizar su idilio con el público ‘millonario’, mientas que abre para Barros Schelotto una herida que tardará en cicatrizar para el mundo ‘xeneize’.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios