Independiente le ganó 2-1 a Flamengo en el partido de ida por la final de la Copa Sudamericana y dió un paso importante en su máximo objetivo del semestre: levantar el trofeo y clasificarse a la Copa Libertadores 2018.

El Rojo empezó el partido con el pie izquierdo, ya que a los 8´ minutos el conjunto brasileño se puso en ventaja con un cabezazo certero del defensor Réver, tras una jugada de pelota parada.

Pero el empuje de la gente que colmó el Libertadores fue clave para que el equipo argentino mejorara su juego y pusiera la igualdad a los 29´ minutos, por intermedio del "Puma" Gigliotti, tras una buena jugada colectiva.

Ya en el segundo tiempo, el conjunto dirigido por Ariel Holan estiraría la ventaja definitiva a los 53´ minutos, gracias a una exquisita definición del mediocampista Maxi Meza, que la puso junto al palo derecho del arquero desde afuera del área grande, redondeando una magnífica exhibición de toques.

Independiente consiguió así ante su gente una victoria importante de cara a la revancha en el Maracaná, que se disputará el próximo miércoles 13 de diciembre. Cabe destacar que en la definición de la Copa Sudamericana el gol de visitante no cuenta.

 

 

Comentarios (1)

Añadir comentarios