El serbio perdía ante Pablo Carreño Busta en la cuarta ronda del Grand Slam cuando tiró una pelota hacia atrás y le dio en la garganta a la asistente. Seguir leyendo...

 

La estrella serbia, quien se marchó del estadio tras el incidente sin hacer declaraciones, es apenas el tercer jugador en la historia del Grand Slam en ser descalificado de un torneo individual masculino después de John McEnroe en el Abierto de Australia en 1990 y Stefan Koubek en el Roland Garros en 2000.

Por su parte, Carreño jugará contra el ganador del cruce entre el belga David Goffin, séptimo sembrado, y el canadiense Denis Shapovalov. “Por supuesto que creo que no fue intencional. No creo que ninguno de nosotros haga una acción así intencionadamente (...) No creo que Novak quisiera nunca golpear a la juez”, dijo en conferencia de prensa, e insistió: “Djokovic no es un jugador agresivo. Ha sido seguramente sin querer”.

Quien también se refirió a lo ocurrido este domingo fue Alexander Zverev: “Es muy desafortunado pero hay una regla en vigor sobre esto”. El alemán, quinto sembrado, ganó su cruce de octavos ante el español Alejandro Davidovich (99 de la ATP) por 6-2, 6-2 y 6-1 en solo una hora y 34 minutos de juego, y fue consultado por la prensa sobre el episodio: “Los supervisores solo hicieron su trabajo. Fue bastante desafortunado para Novak, debe estar bastante decepcionado”.

La temprana despedida de Nole provoca que éste sea el primer Grand Slam desde Roland Garros en 2004 en el que en semifinales no estén ni el serbio, ni Federer, ni Nadal, por lo que además habrá un campeón fuera del Big Three, algo que no sucedía desde el US Open de 2016 cuando Stan Wawrinka se alzó con el trofeo.