En una investigación exclusiva de Impacto Rioja, fuentes confidenciales revelaron que hay cadetes del último año que no cursaron el primer año de la carrera. Además, detectaron que más de 100 cadetes no deberían haber ingresado a las fuerzas por problemas de salud. "No tuvimos otro caso Emmanuel Garay de milagro" afirmaron.

Exclusivo de Impacto Rioja

La Escuela de Cadetes de la Policía de La Rioja vuelve a ser epicentro de una noticia alarmante: fuentes confidenciales revelaron a este medio graves irregularidades que estarían ocurriendo en la institución formativa de las fuerzas de seguridad.

La primera de ellas tiene que ver con el hecho de que habría cadetes del tercer y último año del Servicio Penitenciario que no cursaron el primer año de dicha carrera. Actualmente la Escuela de Cadetes cuenta con 180 aspirantes que están culminando con sus estudios (de un total de tres años).

Además, fuentes cercanas confirmaron que se detectaron más de 100 cadetes que no deberían haber ingresado a la escuela por tener diversos problemas de salud, tales como hipertensión, epilepsia, problemas de riñones, etc. Estas patologías estarían corroboradas con sus debidos exámenes médicos.

Emmanuel Garay falleció en febrero del 2018 tras un brutal entrenamiento policial

"No tuvimos otro caso Emmanuel Garay de Milagro" confiaron las fuentes a este medio, haciendo alusión al aspirante a cadete fallecido en febrero del año 2018, producto de un brutal entrenamiento policial al que fue sometido y por el que recientemente, concretamente el 22 de diciembre del 2020, fueron condenados varios instructores de la Escuela de Cadetes de La Rioja.

El nuevo rector comisario de la Policía de La Rioja, Juan Artaza, se encontraría investigando las mencionadas irregularidades y -en caso de confirmarse- no se descartan sanciones para las autoridades a cargo de la institución policial.