El secretario de Agricultura Ernesto "Harry" Pérez, recientemente recuperado de la enfermedad del Covid-19, comentó cómo viene trabajando la provincia en materia de producción agrícola y la perspectiva de introducir nuevos cultivos que permitan posicionar a La Rioja en los primeros planos del mercado frutihortícola nacional e internacional.

En diálogo exclusivo con Impacto Rioja, Ernesto "Harry" Pérez -recientemente recuperado del Covid-19- afirmó que "la Secretaría de Agricultura ha sido también un área que ha estado en el primer frente de batalla en contra del coronavirus y lo seguimos haciendo desde el primer día, con la desinfectación con cloro, con tractores, mochilas, en espacios puntuales, calles y veredas de Capital".

Programa Huertas Familiares

En cuanto al programa Huertas Familiares, que impulsa la producción "casera" de frutas y verduras en los domicilios de los riojanos, aseguró que tuvo gran repercusión en Capital y sobre todo en el interior provincial, gracias a la "participación importante de la sociedad civil y de la organización de los vecinos" indicó. "Vecinos de la zona sur de Capital nos comentaban que hay lugares donde los domingos los vecinos se reparten entre ellos la lechuga y las verduras que producen en sus propias huertas para acompañar el asado" acotó.

"Harry" Pérez anticipó que desde la Secretaría de Agricultura "estamos a punto de lanzar la nueva temporada que involucra cultivos de verano, como tomate, pimiento, berenjena, choclos, sandías, melón y zapallo de distinto tipo", entre otros.

Sigue creciendo el Plan Frutícola de nuestra provincia, con duraznos e higueras en Villa Unión.

"En el interior vamos a articular el programa con la Secretaría de Políticas regionales, a cargo de Fabián Fuentes, y que tiene una gran presencia y trabajo territorial con el esquema de concejales y dirigentes que nos permitieron llegar también al interior provincial" comentó.

Producir pensando en el futuro

Desde el inicio de la gestión de Ricardo Quintela como gobernador, la Secretaría de Agricultura se propuso el desarrollo a mediano y largo plazo de la producción agrícola de La Rioja. Se definió un esquema de trabajo y un segmento de cultivo que no había estado priorizado como ahora.

"Creemos que en los próximos 10 años hay que hacer una inversión importante que ronda entre el millón y los dos millones de dólares al año, en la compra de especies vegetales de árboles particularmente, frutales de citrus, de palta, mango, cereza, ciruela, durazno, con destino a potenciales mercados, frutas frescas con destino a industrias como puede ser el congelado, que se puede producir en Capital en los espacios físicos que tiene la empresa Agroandina, pero también apuntamos a la creación de espacios de servicio como en Chamical, Malanzán, Chepes, Guandacol, Villa Castelli, un gran espacio de concentración de frutas frescas que nos permita exportar y también proveer al mercado interno" aseveró.

"Eso nos va a permitir que dentro de 10 años tengamos una producción aproximada de 400.000 toneladas nuevas de frutas que hoy no existe en la provincia" explicó.

Lechuga producida por productores en Puluchan, Depto. Facuando Quiroga

Mejoramiento y aprovechamiento del recurso hídrico

En cuanto a los problemas que tienen actualmente los productores locales con la sequía y la falta de agua, Pérez dijo que el plan de desarrollo de 10 años que tiene la Secretaría de Agricultura, contempla la planificación y búsqueda de inversión financiera por parte del gobierno provincial, para que a partir del año que viene "podamos empezar a desarrollar reservorios y tecnificaciones y mejoramiento del recurso hídrico para los productores de La Rioja" aseguró.

"Si nosotros logramos un sistema de reservorio con tecnificación del riego, podemos hacer que un productor pase de regar de dos a 7 u 8 hectáreas, con lo cual mejora también la capacidad de producción" continuó.

Ambicioso plan frutihortícola

En relación al trabajo y a los cultivos específicos que se vienen impulsando desde el área, indicó que "en Capital estamos trabajando en plantas de citrus de distinto tipo (naranja, limón, mandarinas, etc), almendras, parras de varias especies, mango y frutas de carozo como duraznos y ciruelas".

En tanto en el interior se está incentivando la producción de cerezas, como en el Valle del Bermejo, que es "la primera fruta exportada por Chile, por la gran demanda que hay en el mercado asiático, particularmente en el chino, donde es muy consumida" fundamentó Pérez.

Además, se están produciendo paltas en Olta, arándanos y cultivos de fruta fina en la zona de Ulapes, frutas de carozo en la sierra de los Llanos, Chepes, Malanzán, Tama y Chamical y duraznos en la zona de Chamical, además de otra "cantidad importante de fruticultura que queremos desarrollar en un plazo no menor a los 10 años" concluyó.

Producción de ciruelas en el Valle del Bermejo